Encíclica CARITAS IN VERITATE de Benedicto XVI
Av. Libertador 13.900 (1640) Martínez Buenos Aires -
Argentina Tel. 4508-8501 / 8502 -
pqfatima@fibertel.com.ar
Diócesis de San Isidro


Recordamos que para comunicarse directamemente con la Secretaría se puede enviar un mail a secretaria@fatima.org.ar
UN MES AL AÑO
MES DE ORACIÓN Y AYUDA AL SEMINARIO DE SAN ISIDRO

Como es tradición en nuestra Parroquia y dentro de la campaña de oración por las Vocaciones Consagradas, durante el presente mes de Agosto realizaremos el MES DE ORACION Y AYUDA AL SEMINARIO DE SAN ISIDRO.
Durante este mes intensificaremos nuestra Oración por las Vocaciones de especial consagración, pidiendo al Padre, con mucha Fe y Perseverancia, nuevos y santos operarios para su mies.

FUNDAMENTO DE NUESTRA CAMPAÑA

Hace 24 años hicimos en nuestra Parroquia, nuestra primera campaña de oración por las Vocaciones Consagradas. En aquel momento necesitábamos de muchos y buenos sacerdotes y religiosas. Las necesidades eran muchas y los operarios pocos, pero el Señor nos lo fue dando.
Hoy, muchos años después, seguimos teniendo la misma necesidad pero con un agravante: el enorme crecimiento de la población en nuestra Diócesis nos descoloca frente a las necesidades que tenemos, de muchos que quieran dedicarse a hacer conocer la palabra de Dios y a ayudar a sus hermanos. Nuevas Parroquia y nuevos barrios, nuevos centros misionales, colegios y hospitales, desbordan la capacidad de trabajo de los Sacerdotes y Religiosas que actualmente tenemos y que aún trabajando al límite de sus fuerzas, no alcanzan a cubrir las necesidades espirituales de tan enorme población. Tengamos en cuenta que hoy disponemos de un Sacerdote cada 6.000 habitantes.
Nuestro Obispo, Monseñor Jorge Casaretto, consciente de esta realidad, nos ha pedido máxima prioridad en esta Campaña de Oración y renovar insistentemente al Padre nuestro pedido para que nos regale esas Vocaciones que tanto necesitamos.

NUESTRA ORACION Y LAS VOCACIONES

La vocacion consagrada es un regalo de Dios. Es entonces imprescindible que tomemos como propio el mandato de Jesús en el Evangelio "Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para la cosecha". Es un pedido directo del Señor Jesús para cada uno de nosotros. Y me lo pide a mi personalmente. No al vecino ni a un tercero. Por ello el compromiso y la responsabilidad que tenemos, individual y comunitariamente, para pedir al Padre por nuevos y Santos Sacerdotes y Religiosas. Debemos pedirlos con mucha Fe, Perseverancia y Amor.
Nuestros Seminaristas y Eduardo, "nuestro seminarista", necesitan de nuestra ferviente Oración para completar su formación.
Y debemos pedir también mucho por los ya consagrados, que sigan fieles a su Ministerio. Son seres humanos como nosotros, con sus virtudes y defectos, sus fuerzas y sus flaquezas, sus tentaciones y sus dudas, y que necesitan de todo nuestro cariño, nuestra Oración y nuestro apoyo.

NUESTRA MADRE Y LAS VOCACIONES

Para el éxito de nuestra campaña nos acompaña nuestra Madre del Cielo, la Santísima Virgen María. Ella, fiel a lo que su hijo le pide, es nuestra gran intercesora frente al Padre que está en el Cielo. El rezo del Santo Rosario es una herramienta de enorme valor par que, rezando en forma individual, en grupos de oración o en familia, acerque a Dios nuestro pedido para que muchos jóvenes de hoy, que buscan una palabra de verdad en su vida, que tal vez quisieran seguir a Jesús y no se animan, venzan esas dudas y esos miedos, y puedan responder al llamado de Dios con la generosidad de poder ofrecer su vida al servicio de Dios y sus hermanos.

NUESTRO SEMINARIO

Por otra parte, no solamente debemos llenar nuestro Seminario, también debemos mantenerlo.
Nuestro Seminario es absolutamente gratuito. En él se forman no solamente los Seminaristas de nuestra Diócesis, sino también los de otras Diócesis que no pueden sostener una casa de formación.
En este momento tenemos en nuestro Seminario 45 Seminaristas, de los cuales 37 son de San Isidro y los restantes de las Diócesis del Alto Valle de Río Negro y de Zárate Campana, y que necesitan de nuestra ayuda para completar su formación.
Una parte del mantenimiento viene de un porcentaje de las colectas en las Parroquias de nuestra Diócesis, pero algunas son tan pobres que no alcanzan para mantenerse a sí mismas, por lo que es poco lo que pueden aportar.
Existe la Asociación amigos del Seminario, que con una pequeña cuota mensual permite canalizar parte de la ayuda. Para ello, dirigirse a la Señora Cristina Leone en el Obispado de San Isidro. Av. Del Libertador 16199. Tel. 4743-1862//2364.
En nuestra Parroquia realizamos durante dicho mes la COLECTA DE ALIMENTOS NO PERECEDEROS CON DESTINO AL SEMINARIO. Todo lo que se pueda ayudar, por pequeño que parezca, será bienvenido. Se puede dejar en la Secretaría Parroquial (Lunes a Viernes de 9.30 a 12.00 hs)
Así, cumplimos con el doble compromiso que el Señor nos pide. Por una parte rezar con profunda Fe y mucha insistencia por nuevas y Santas Vocaciones Consagradas y por la otra, ayudar materialmente al sostenimiento de nuestro Seminario. Si bien lo primero es lo fundamental, lo segundo es también necesario.
Que nuestra Madre del Cielo, la Santísima Virgen María, nuestra Señora de Fátima, nos ayude en nuestro pedido al Padre, para que nos regale esas Vocaciones tan necesarias en nuestra Diócesis y en nuestra Patria.