Encíclica LUMEN FIDEI de Francisco
Av. Libertador 13.900 (1640) Martínez Buenos Aires -
Argentina Tel. 4508-8501 / 8502 -
pqfatima@fibertel.com.ar
Diócesis de San Isidro


Recordamos que para comunicarse directamemente con la Secretaría se puede enviar un mail a secretaria@fatima.org.ar
Acción de gracias

¡Demos gracias  a Dios por lo que hemos vivido este mes!

Si, agradezcamos desde el ejemplo que nos dejó Juan Pablo II, con su vida, sus palabras, sus últimos días, hasta su muerte y funeral.

Agradezcamos por toda la cobertura que los medios de comunicación nos presentaron.

Agradezcamos por el sentimiento de unidad de todos los cristianos que reinó en los días tristes y después en los de fiesta. Agradezcamos y pidámosle que perdure.

Agradezcamos por el nuevo Sumo Pontífice, Benedicto XVI, y pidamos al Espíritu Santo que lo asista, ilumine y fortalezca en su difícil misión.

Hemos vivido muchos acontecimientos importantes como Iglesia que nos tienen que ayudar a reavivar nuestra fe en Jesucristo muerto y resucitado por nosotros, que nos tienen que impulsar a buscar una mayor profundidad en nuestra espiritualidad y en la familiaridad con el Señor, que nos tienen que despertar para descubrir Su presencia en nuestra vida y en los acontecimientos del mundo, que nos tienen que hacer tomar conciencia que, como Iglesia, formamos una Comunidad de hermanos que comparten y se ayudan.

Frente a tantos comentarios, suposiciones, opiniones, pareceres tenemos que aprender a descubrir la verdad de los acontecimientos para sacarles todo el provecho posible, dejando de lado las anécdotas y detalles superficiales. Recordemos que Dios nos habla a través de lo que vamos viviendo.

Aprendamos a guardar todas estas cosas en nuestro corazón,  y a hacerlas presentes en la oración, estoy seguro que nos darán  mucha riqueza, no las dejemos olvidar.

Continuemos nuestro camino con  la presencia del Señor Resucitado, que al igual que con los discípulos, nos guía para poder llevar la esperanza y el sentido de la vida a los hombres, al mundo. Después de la Pascua la celebración de Pentecostés vuelve a traernos el fuego del Espíritu para que demos testimonio del amor de Dios con nuestras actitudes de cada día en los ambientes en que nos movemos, empezando con la propia familia.

Vayamos preparándonos para nuestra Asamblea Parroquial, que será el 15 de octubre, y a la que estamos llamados a participar todos los que formamos nuestra Comunidad, no algunos, sino todos, grandes, medianos y chicos, solteros, casados, separados y viudos, ya que cada uno aporta desde su riqueza interior enriqueciéndonos a todos . Iremos haciendo pequeños trabajos de reflexión, durante estos meses, para escuchar todas las opiniones y poder juntos seleccionar propuestas para llevar a cabo.

¡Que la Virgen María, Nuestra Señora de Fátima, cuya fiesta celebraremos el 13, nos lleve con su mano por el camino de su Hijo!

Un abrazo y mis oraciones.

Padre Guillermo.