Encíclica LUMEN FIDEI de Francisco
Av. Libertador 13.900 (1640) Martínez Buenos Aires -
Argentina Tel. 4508-8501 / 8502 -
pqfatima@fibertel.com.ar
Diócesis de San Isidro


Recordamos que para comunicarse directamemente con la Secretaría se puede enviar un mail a secretaria@fatima.org.ar
Se acerca la Vida

Es muy posible que nos encontremos, en esta época del año, con un cierto cansancio por todo lo hecho, pero también, por todo lo escuchado y visto, por las promesas de cambio no realizado, por las ilusiones no concretadas, por los propósitos no cumplidos...y se puede tener la fantasía de pensar que si termina el año y comienza otro pueden cambiar las cosas. Pero la realidad no cambia sola por el arte de la magia de cambiar el almanaque o dar vuelta una hoja. La realidad va cambiando con y por el esfuerzo de cada uno y de todos al construirla cada día, al transformarla con lo poco o mucho que yo pueda aportar, es tarea de todos los que componemos nuestro país y el mundo.

Sin embargo, en medio de la realidad que vivimos, con sus aspectos negativos y los positivos, se vuelve a encender una luz de esperanza y, aunque pueda parecer pequeña, se irá agrandando y creciendo si la buscamos y la dejamos estar entre nosotros. Si, es la luz de la Esperanza que nos anuncia el Adviento, es la luz que nos irá guiando a encontrarnos con el “Señor que viene a acampar entre nosotros”, es la luz que nos guiará hasta el pesebre para contemplar, como los Reyes Magos, que un niño ha nacido para cambiar el mundo de los hombres, para cambiar nuestras mentes y corazones, para hacernos ver que en el camino de la vida no estamos solos si aceptamos la presencia de Jesús y su invitación a seguirlo.
La Navidad puede vivirse como un “lindo día”, con familia, amigos, con una sensación de cierta paz e ilusiones, pero como un día entreparéntesis de la realidad cotidiana, donde todos estamos un poco más buenos para volver el 26 a lo mismo de siempre.
No!. La Navidad viene a decirnos desde lo pequeño del Niño Jesús y con susurros, que hay un Dios Padre que nos ama, que se nos da por entero en su Hijo para que nuestra vida cambie de verdad y no en ilusiones, para que digamos al mundo, con nuestras actitudes, palabras y compromisos, que la Fe transforma los corazones, si somos capaces de dejarnos amar por Aquel que nos ama de verdad.
Vayamos preparándonos, en estos pocos días del Adviento, para vivir una Navidad con Jesús, no con una imagen de yeso, sino con el que tiene la vida y viene a compartirla con cada uno de nosotros.
¡Que la Virgen María, en la advocación de Nuestra Señora de Fátima, nos anime a preparar el pesebre del corazón para recibir a su hijo dador de Vida!.
¡Que el Señor recompense a todos y cada uno de los que durante este año participaron, trabajaron y se esforzaron por llevar adelante la vida de nuestra Comunidad Parroquial y de hacerla presente en nuestro barrio!.
¡¡¡Muy Feliz Navidad y Año Nuevo a cada uno, y a cada familia de nuestra Parroquia!!!.
Un abrazo y mis oraciones.

Padre Guillermo