Encíclica LUMEN FIDEI de Francisco
Av. Libertador 13.900 (1640) Martínez Buenos Aires -
Argentina Tel. 4508-8501 / 8502 -
pqfatima@fibertel.com.ar
Diócesis de San Isidro


Recordamos que para comunicarse directamemente con la Secretaría se puede enviar un mail a secretaria@fatima.org.ar
Alegría y esperanza

Alegría y esperanza, en la Iglesia y en nuestra Parroquia.

En la Iglesia porque celebramos un nuevo Pentecostés, volvimos a hacer presente la venida del Espíritu Santo sobre María y los Apóstoles, que llenó de gozo a la Virgen y transformó el corazón de los discípulos para disponerlos para la misión de salir al mundo a predicar el Evangelio, y así comenzó la vida de la Iglesia.

En nuestra Parroquia porque un grupo de mas de sesenta jóvenes, que se vino preparando desde el año pasado, recibió el Sacramento de la Confirmación, ratificando la Fe que sus padres le habían transmitido en el Bautismo, y fortaleciéndose para ser cristianos en el mundo dando testimonio del amor de Jesús y tratando de vivir el Evangelio.

Con la ayuda de los coordinadores de los distintos grupos tuvieron la oportunidad de repensar su Fe de manera mas adulta, ya que muchos desde su Primera Comunión casi no habían tenido nuevo contacto con la Iglesia, otros perseveraron desde chicos. Para todos este año de reflexión, oración, trabajo y diversión les ha dado muchas ganas de servir a Cristo desde su lugar. Recemos por su perseverancia y para que los sepamos acompañar en su camino.

Otro grupo, de la misma cantidad de jóvenes, comienza en estos días su preparación para recibir la Confirmación el año que viene. Otra alegría de continuidad.

También en estos días celebramos el bicentenario del 25 de mayo con alegría y júbilo, y también con mezquindades, desaciertos, proclamación de logros no tan claros.

Como nos decían los Obispos de Argentina en el documento que emitieron después de Pascua, tenemos que seguir buscando con mucho empeño caminos de encuentros, de reconciliación, que nos permitan aunar esfuerzos para vivir en un país mas justo, mas digno, mas solidario, que nos permita a todos posibilidades de vivienda, educación, alimentación, salud, justicia, seguridad, equidad, proyectos y desarrollos.

Es una tarea de todos y cada uno de los Argentinos, algunos con mas responsabilidad por el puesto o lugar que ocupan en la sociedad, pero todos podemos y tenemos que poner lo mejor de nosotros para ir levantando nuestra Patria a un lugar y estado mejor.

¡Aprendamos a amar mas a nuestra Patria para construirla como hermanos!

¡ Que la Virgen María, Nuestra Señora de Fátima, nos siga protegiendo como Iglesia, País y Comunidad para ser fieles a Su Hijo Resucitado y dóciles a la acción del Espíritu Santo!.

Un abrazo y mis oraciones.

 

                                                                                                         Padre Guillermo.