Encíclica LUMEN FIDEI de Francisco
Av. Libertador 13.900 (1640) Martínez Buenos Aires -
Argentina Tel. 4508-8501 / 8502 -
pqfatima@fibertel.com.ar
Diócesis de San Isidro


Recordamos que para comunicarse directamemente con la Secretaría se puede enviar un mail a secretaria@fatima.org.ar
Descubriendo la verdad

Desatada la duda se hace todo inestable, sin confianza no se sabe adonde afirmarse, liberado el miedo se entra en pánico, si se anuncian medidas para solucionar la situación y no mejora ya no se creerá casi en nada. Palabras, anuncios, cumbres, reuniones de emergencia, nada parece aquietar la situación. ¿Dónde estamos? , ¿Hacia adonde vamos? , ¿Qué va a pasar? . Gran incertidumbre en el mundo.

Por otro lado, como si nada pasara, mas de 240 Obispos, Cardenales y expertos, de todo el mundo, estuvieron reunidos, junto al Papa, en el Vaticano, durante casi todo octubre, para estudiar, reflexionar y proponer como hacer que la Palabra de Dios sea escuchada con mas atención en todo el mundo, en todas las culturas, en todos los ambiente, en todas las edades. Se constató, que a lo largo de los siglos, cuando la Palabra era leída, escuchada, con mas atención, transformó hombres y culturas, porque abrió mentes y corazones a la Verdad del Amor absoluto, que nos creó, nos da vida y nos sostiene.  Sin desconocer, que el pecado,  la tentación y la debilidad humana siempre estarán presentes, sabemos que cuando el hombre se abre a la verdad de Dios, cuando es capaz de mirar el mundo con los ojos de la Fe, la realidad se ve distinta no porque ella cambie, sino porque la mirada, el enfoque, presenta otro ángulo.

Frente a toda esta crisis mundial, que derrumbó una verdad que parecía absoluta acerca de la fuerza, pujanza y solidez de la economía y los mercados, de la riqueza segura y firme que se generaba, todo esto con las grandes contradicciones de los ricos cada vez mas ricos y de los pobres cada vez peor y en mayor número, surge hace dos años el tema que el Sínodo de Obispos, acaba de tratar, “como influye la Palabra de Dios en el hombre”, y como hacer para que llegue a todos.

La verdad del amor de Dios hacia el hombre si es absoluta, nadie la puede cambiar, aunque la quiera desconocer o callar, está siempre presente, al alcance de cada persona, de cada sociedad, nación o cultura. El hombre puede fantasear pensando que puede cambiar la escala de las verdaderos valores, y puede llegar a conseguirlo un tiempo, pero tarde o temprano la verdad vuelve a imponerse, los valores vuelven al lugar y escala que le corresponden, porque son reflejo de la Verdad, con mayúscula, que es Dios. Cuando se lo desconoce, se lo relativiza como un objeto mas, se lo relega a una simple mención, se lo quiere poner a la misma altura del hombre, se pierde el rumbo, no hay patrones de referencia, y el ser humano no sabe para donde ir, ni que sentido tiene la vida o la existencia.

En algunas semanas mas tendremos las conclusiones del Sínodo, y para el año que viene, el Papa escribirá un documento con sus reflexiones, y con las conclusiones de los Obispos, y seguramente hará sugerencias para toda la Iglesia, de cómo abordar mejor la lectura y comprensión de la Biblia para enriquecimiento de todos y para el crecimiento de la verdad y el amor en el mundo.

¡Que la Virgen María, Nuestra Señora de Fátima, fiel oyente de la Palabra, inspire nuestros pasos y los del mundo, para que encontremos caminos mas verdaderos y permanentes, en la Biblia, que orienten nuestra vida!

Un abrazo y mis oraciones.

Padre Guillermo.