Encíclica LUMEN FIDEI de Francisco
Av. Libertador 13.900 (1640) Martínez Buenos Aires -
Argentina Tel. 4508-8501 / 8502 -
pqfatima@fibertel.com.ar
Diócesis de San Isidro


Recordamos que para comunicarse directamemente con la Secretaría se puede enviar un mail a secretaria@fatima.org.ar
Compromiso y responsabilidad

La imagen de la Virgen María está recorriendo nuestros hogares para que viéndola no dudemos de la cercanía de Nuestra Madre del Cielo, ella está junto a nosotros acompañándonos, guiándonos, fortaleciéndonos, sanándonos. Ella, que goza de la presencia eterna de su Hijo, camina a nuestro lado, aún en medio de nuestras dificultades y dolores, para hacerlo presente a Él, para que no nos desanimemos, para que recordemos que todos estamos llamados a vivir una vida de crecimiento espiritual para alcanzar la plenitud eterna.

Son muchas las cosas que vivimos y oímos, que nos duelen y nos alegran, que nos quitan fuerza y que nos animan. Muchos proyectos y planes quedan a mitad de camino o se frustran. Aparecen incertidumbres donde antes había certezas. Muchas cosas que pensábamos eran intocables e inmutables se resquebrajan o se viven de una manera totalmente distinta. Se vivían valores con mucho esfuerzo que ahora casi ni se tienen en cuenta. Se trataba de vivir la verdad, aunque trajera consecuencias dolorosas en el momento, y ahora nos encontramos con mentiras y engaños en cualquier situación, en cualquier lugar de la sociedad, en cualquier puesto de responsabilidad.

Estamos, sin duda, viviendo una etapa de cambio y transformación que sacude hasta los cimientos. La Fe y la confianza en el Amor de Dios y su poder es lo que nos puede afirmar en las verdades que no cambian, que no se transforman, porque son un reflejo de la verdad del Señor.

Dentro de unos días ejerceremos el derecho y el deber cívico de elegir autoridades y representantes, en todos los niveles, nacional, provincial y municipal. En ese acto tenemos que vivir nuestro compromiso cristiano con responsabilidad, con preocupación, con honestidad. Tenemos que saber que nos presentan como programa a realizar, que trayectoria ha seguido cada candidato, como cumplió con sus promesas en otros cargos, quienes los acompañan, que buscan, que esperan lograr.

Lamentablemente la crisis de valores alcanza todos los estamentos de la vida, y los discursos que se escuchan poco tienen de propuestas serias, concretas, de planes viables, creíbles, confiables. De ahí nuestra responsabilidad de averiguar, interesarnos, escuchar y analizar.

También está nuestra responsabilidad de rezar, en serio, para que el Señor clarifique la mente y el corazón de los candidatos y de los votantes, para que cada uno y todos ejerzamos nuestras obligaciones con responsabilidad y aptitud.

El 13 de octubre celebraremos el  nonagésimo aniversario de la última aparición de la Virgen María en Fátima. Será una buena oportunidad, para que como Comunidad Parroquial, nos pongamos en sus manos y le pidamos su ayuda y protección. Ella que nos llama a la conversión del corazón para que el mundo cambia nos sabrá escuchar.

¡Que la Virgen María, Nuestra Señora de Fatima, nos anime en este mes a ser fieles a la enseñanza de su Hijo!

Un abrazo y mis oraciones.

Padre Guillermo.